HISTORIA


la palabra Zirándaro se origina en el vocablo Phoré-Siranda, libro, papel o carta y el sufijolocativo Aro, Siranda, amate (Ficus Americana); árbol del amate; carta, documento, escrito, papel; periódico llámese este pueblo Sirandaro y derivase este nombre porque solía haber un árbol grandísimo que en su lengua se dice Siranda; esta es la significación del nombre del pueblo “A donde está el árbol”. "Zirandaro" Este nombre, es de origen tarasco que traducido en nuestro romance quiere decir “Árbol de donde se hace papel”. En 1971, se le agregó el apellido de los Chávez, en honor a Ignacio y Rodolfo Chávez Sánchez aquí nacidos, considerado el primero de ellos el padre de la Cardiología en México y el segundo un jurista que ocupara el cargo de ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. 

RESENA HISTORICA

Antecedentes Prehispánicos El documento históricamente confiable para confirmar el tiempo anterior a la llegada de los europeos, es la relación de Zirándaro Guayameo, escrita el 1º de noviembre de 1569, que incorpora testimonios de “viejos antiguos naturales de esta tierra”, define a la cabecera sentada en la rivera de un río grande... entran en el muchos ríos... tiene mucha cantidad de peces que se dicen bagres, grandes truchas, camarones grandes de a palmo, mojarras y lagartos en muchacantidad. Sentado en un valle grande apegado al dicho río, tierra baja y llana, tiene grandes arbolares que tienen de ciruelas, de muchas maneras las secan y hacen vino que beben y viven conformes y con mucha paz. A la llegada de los españoles, el cacique de esta provincia del reino de Michoacán, se llamaba Zemboruta. De acuerdo con la información disponible, tributaba a la guarnición de Cutzamala, mantas de algodón, calabazas, maíz, frijol, melones, chile y sal.
En 1524 arribaron los primeros europeos, una pequeña expedición procedente de Pátzcuaro al mando del capitán Antonio de Carbajal, Francisco Morcillo, Tomás de Rijoles, Juan de la Torre y un negro de nombre Juan Garrido. Antecedentes Coloniales La etapa colonial, transcurre entre las actividades de los encomenderos, los hacendados, la explotación de minerales, de haciendas ganaderas y el trabajo de catequización de los religiosos. Documentos referidos a la tasación de tributos impuestos a Zirándaro hasta 1566 mencionan como encomendero a Alonso de Ávila (ó Dávila Alvarado).En el añode
1565 se registró una severa hambruna en la población y tuvieron lugarlos hechos sobrenaturales de “la cosecha milagrosa” y “la sangre del indio” atribuidos a fray Juan Bautista, en los que se puso de manifiesto la crueldad a que fue sometida la población indígena por parte de los encomenderos, los minerales referidos en documentos son “Las minas de plata del Espíritu Santo” donde hubo muchos españoles y haciendas, se sacaba mucha cantidad de plata había algunos indios y negros que “tienen hierro de su majestad, con que se señalaba a los esclavos”. Se producía sal Etúquaro.


En 1765, Zirándaro cabecera fue habitado por nueve familias de razón con el número de 38 feligreses. Agréguese como principales 67 familias de indios, cuyo número de individuos era 228.
En esta época vivían en Zirándaro 139 familias de españoles, mestizos y mulatos, con un total de 499 indios y 134 familias de indios con un total de 406 indígenas, con lo que el gran total de población fue de 905 habitantes, distribuidos en ranchos y estancias. En el siglo XVIII, al reformarse la organización política de la Nueva España, la jurisdicción de Zirándaro se convirtió en partido y pasó a depender de la intendencia de Valladolid y del obispado de Michoacán. Siglo XIX Durante la Guerra de Independencia Zirándaro fue escenario de la incorporación de los calentanos a las fuerzas insurgentes encabezada por Morelos y especialmente por Guerrero, acatando en el “Cerro de Barrabás”. Zirándaro apoya la guerrilla suriana contribuyendo a evitar que el movimiento insurgentese extinga. 
En 1811, al crearse la provincia de Técpan con el Congreso de Anáhuac, Zirándaro quedó integrado en ella y lo mismo sucedió al crearse la capitanía general del sur, al consumarse la Independencia e instaurarse la Monarquía. En 1824, al conformarse la primera República Federada, Zirándaro quedó comprendido dentro del municipio de Huetamo del Estado de Michoacán, situación que mantuvo hasta 1850 al erigirse el estado de Guerrero.
El 30 de septiembre de 1818, se enfrentaron en Zirándaro las fuerzas realistas al mando de coronel José Gabriel de Armijo y las insurgentes al mando de don Vicente Guerrero Saldaña, General en jefe de las tropas del sur, con resultado favorable a la causa insurgente, cuyo ejército después de resistir las embestidas de los imperialistas, los hizo retroceder desde “el arroyo de la guerra”, hasta la iglesia del lugar, donde resisten por espacio de siete días hasta consumarse su derrota total, pudiendo huir sólo unos cien realistas a quienes las fuerzas del general Guerrero les recuperan más de cuatrocientos fusiles.
El 17 de noviembre de 1819, Zirándaro volvió a ser escenario del enfrentamiento entre realistas e insurgentes, saliendo vencedores éstos últimos al mando del coronel Bedolla.
Para el año de 1822, se reportó a Zirándaro, como integrante al partido de Huetamo “Caliente y Húmedo”, produjo maíz y frutas, con bastante ganado que se criaba a las orillas y sus habitantes labraban panocha y queso chico, como también en la pesca del bagre en su caudaloso río, comerciando en tales efectos. “Cuenta para esta fecha con 2,590 habitantes". Durante la intervención francesa, los prisioneros hechos a las fuerzas invasoras en Tacámbaro el 11 de abril, Uruapan el 19 de junio y Morelia el 12 de octubre de 1865, después de estar en Huetamo donde tuvieron por cárcel la plaza municipal y faltar a su palabra de no pretender escapar, fueron enviados a Zirándaro, al otro lado del Balsas, con lo que se cancelaba cualquier nuevo intento de fuga. El río y sus caimanes serían garantía de permanencia de aquellos prisioneros europeos que se quedaron allá para siempre. Después de haber caminado seis leguas, en medio de una vegetación insondable, una hurra de admiración se escapó del pecho de los prisioneros. Acababan de divisar el gran río, un verdadero río americano en medio de un paraíso de verdura, en aquel paraje su anchura es de más de quinientos metros, rueda sus aguas con una majestad serena y arrastra masas flotantes de árboles y de plata. A manera de antecedente diremos que la Tierra Caliente de Guerrero es relativamente joven, ya que con la erección misma de la entidad federativa de Guerrero el 27 de octubre de 1849, la misma se inició con los municipios de Ajuchitlán, Coyuca y Cutzamala y de manera posterior con el resto de los municipios.Cabe mencionar que Ajuchitlán pertenecía a la Prefectura de Taxco del departamento de México, y en el año de 1826 fue creado como municipalidad. Fue en 1849 cuando pasó a pertenecer a Guerrero al conformarse dicha entidad y fue por decreto del gobierno estatal que en el año de 1871 fue denominado Villa de Ajuchitlán del Progreso.En cuanto a Cutzamala, fue en el año de 1826 cuando se fundó el ayuntamiento de ese mismo nombre, le cual pertenecía al estado de México. De igual manera en el año de 1849 pasó a formar parte de Guerrero y también en el año de 1871 se le puso el nombre de Cutzamala de Pinzón, en honor del Eutimio Pinzón, un destacado defensor en la lucha de la Intervención francesa.Coyuca pertenecía a Huetamo, Michoacán, hasta el año de 1831, y fue en el año de 1849 cuando pasó a ser parte del estado de Guerrero.
En 1875 su nombre pasó a ser Coyuca de Catalán en honor de Nicolás Catalán, uno de los caudillos de la Independencia.Es en el año de 1880 cuando la Constitución Política del estado de Guerrero cuando se registra el municipio de San Miguel Totolapan, uno de los pueblos más antiguos de la región, al estar considerado el asiento del grupo cuitlateco y su cultura de bienes comunales en cuanto al reparto de tierras.Fue en el año de 1892 cuando se crea el municipio de Arroyo Grande, pero en el mismo año se le cambia por el nombre de Arcelia, en una palabra compuesta en honor del general porfirista Francisco O. Arce y su esposa Celia. El mismo fue fundado por pueblos de ascendencia náhuatl.Debido a la pugna por definir los límites de Guerrero y Michoacán, en el año de 1907 se conforman los municipios de Zirándaro y Pungarabato, pero el primero lleva el agregado de los Chávez, precisamente por la familia de dicho apellido, destacando el doctor Ignacio Chávez Sánchez.Debido a la problemática de ciertos pueblos que no querían pertenecer a Cutzamala, por decreto del entonces gobernador Juan Álvarez Hurtado, en el año de 1851 se crea el municipio de Tlalchapa. Siendo gobernador de la entidad, el general Baltasar R. Leyva Mancilla, emitió el correspondiente decreto con fecha 20 de noviembre de 1947 se conforma el municipio de Tlapehuala, con la separación de algunos pueblos que pertenecían a los municipios de Pungarabato y Ajuchitlán del Progreso.Siglo XX El 9 de abril de 1907, con motivo del arreglo de la controversia que existía entre los estados de Michoacán y Guerrero por cuestión de límites territoriales;  los municipios de Pungarabato y Zirándaro pasaron a formar parte de la entidad guerrerense, según consta en el decreto de esa fecha expedido por el Congreso de la Unión, confirmatorio del laudo Presidencial respectivo. En mayo de 1911 un adolescente, Bolívar Sierra, despunta como impulsor de la revolución de Zirándaro.

En febrero de 1913, asesinados el presidente Madero y el Vicepresidente Pino Suárez, el general Gertrudis G. Sánchez en reunión con cuerpo rural desconocieron el régimen huertista.
El 31 de marzo de 1913 inició la revolución constitucionalista en la región. En dicha reunión participó el general Cecilio García, quien jugaría papel importante en Zirándaro, junto con sus hijos revolucionarios. Después de los combates del Puerto de San Lorenzo y Coyuca de Catalán, Guerrero, librados los días 5 y 6 de octubre de 1913 contra los huertistas encabezados por los jefes irregulares Crisóforo N. Ocampo y Jenaro Basabe y de la toma de la plaza de Ajuchitlán el 14 del mismo mes, que defendía Julio Bahena, desertor también de la Revolución, las columnas de caballería de los jefes Salvador González, Lic. J. Inocente Lugo, José Rentería Luviano, Cecilio García, Telésforo Gómez, Rafael Valenzuela y Coroneles Ing. Ponciano Pulido y Herculano Valle a cuyo frente marchaba el jefe supremo de la Revolución de Michoacán, General de división Gertrudis G. Sánchez con su brazo fuerte el General Amaro, acampaban en Guayameo, pequeño poblado de evangelistas, liberal y simpático al pie de la sierra de los Fresnos, en plena Sierra Madre, donde el General reorganizaba sus fuerzas y preparaba el ataque contra el sanguinario General Huertista Antonio G. Olea, en Pungarabato. 
El 22 de mayo de 1964, el presidente Adolfo López Mateos inauguró la presa “La Calera” sobre el río del oro.

Personajes Ilustres

 Ignacio Chávez Sánchez (1897-1979)


















Nació el 31 de enero de 1897 en Zirándaro, Estado de Michoacán, México (hoy Zirándaro de los Chávez, Estado deGuerrero, México).Falleció en la ciudad de México el 12 de junio de 1979.Sus padres: don Ignacio Chávez Villegas y doña Socorro Sánchez de Chávez. Su esposa: Celia Rivera de Chávez. Sus hijos: Ignacio Chávez Rivera y Celia Chávez de García Terrés

.II. DATOS ESCOLARES Hizo sus estudios preparatorios en Morelia, Michoacán (1903-1908-1913), en el Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo (Medallas de Excelencia. Inicio sus estudios profesionales en la Escuela de Medicina de Morelia, Michoacán
(1914-1915). Terminó sus estudios médicos en la Facultad de Medicina de México de la Universidad Nacional de México (1916-1919). Graduado Médico Cirujano en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de México (4 de mayo de 1920).
Graduado Doctor en Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (1932).


 III. NOMBRAMIENTOS ACADEMICOS Y CARGOS TECNICOS DESEMPEÑADOS UNIVERSIDAD MICHOACANA DE NICOLAS DE HIDALGO EN MORELIA, MICHOACAN. 

Profesor de Historia Universal y de Historia de México, en El Colegio de San Nicolás de Hidalgo
(1914-1915) Rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia. Michoacán
(1920-1921) Profesor de Clínica Propédeutica en la Escuela de Medicina deMorelia, Michoacán
(1921) HOSPITAL GENERAL DE LA CIUDAD DE MEXICO.Fundador de la Sociedad de Alumnos de la Facultad de Medicina
(1916-1920)Practicante del Hospital General
(1922-1924) Jefe de Clínica Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de México
(1922-1923) Profesor de Patología Médica de la misma Facultad
(1923-1926)Fundador y Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital General
(1924-1927 a 1944) Comisionado (1926) por la Universidad Nacional para estudiar la organización y el funcionamiento de las clínicas de Cardiología en Europa: Berlín, Praga, Viena, París, Roma y Bruselas. Realizó estudios de perfeccionamiento en Cardiología a lado de los profesores Henri Vazquez y Charles Laubry, en París
(1926-1927)Fundador y Director de la revista Archivos Latino-Americanos de Cardiología y Hematología, revista creada por voto del VII Congreso Médico Latino-Americano, que se publicó en México
de 1930 - 1943. UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MEXICO Director, electo por aclamación, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México
(febrero de 1933 a marzo de 1934) INSTITUTO NACIONAL DE CARDIOLOGIA Fundador y Director: (Primer período de su direcció:
18 de abril de 1944-enero de 1961).Director por segunda ocasión: (25-septiembre 1975 a 13-marzo de 1979) Presidente del Primer Congreso Mexicano de Cardiología (1959). Presidente de la Sociedad Internacional de Caridología, electo durante el III Congreso Mundial de Cardiología, en Bruselas (1958-1962) Rector de la Universidad Nacional Autonóma de México, 1er. Período (13 de febrero de 1961 a marzo de 1965); reelecto (marzo de 1965 - abril de 1966)

IV. DISTINCIONES ACADEMICAS ESPECIALES PROFESORADOS HONORIS CAUSAProfesor Honorario de la Universidad de Guadalajara (1944) Profesor Honorario de la Facultad de Medicina de Guatemala (1945)Profesor Jefe de los Cursos de Cardiología y de los Seminarios para miembros del "American College of Physicians", U.S.A.
(1946, 1949, 1954, 1957, 1959)Profesor Honorario de la Universidad de El Salvador (1948) Profesor Honorario de la Escuela de Medicina de Sao Paulo, Brasil
(1949) Profesor Extraordinario de la Universidad de Nuevo León, México (1951)Profesor del Curso de Cardiología para Graduados, San Juan, Puerto Rico
(1949 y 1957)Profesor Honoris Causa de la Escuela Paulista de Medicina, Sao Paulo, Brasil
(1952) Profesor Honoris Causa de la Universidad de Brasil Río de Janeiro
(1952)Profesor Honorario de la Universidad de Zulia, Venezuela
(1959)Profesor Emérito de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México
(1974)DOCTORADOS HONORIS CAUSA Doctor Honoris Causa de la Universidad de Guatemala
(1944) Doctor Honoris Causa de La Sorbonne, París, Francia
(1948) Doctor Honoris Causa de la Universidad de Lyon, Francia
(1951)Doctor Honoris Causa de la Universidad de Montpellier, Francia
(1954) Laurea ad Honorem de la Universidad de Turín, Italia
(1961) Doctor Honoris Causa de la Universidad de Carolina de Praga, Checoeslovaquia
(1964) Doctor Honoris Causa de la Universidad de Hankuk, Corea del Sur
(1965) V. PREMIOS Y CONDECORACIONES RECIBIDAS Comendador del aOrden de la Legión de Honor, (francia, 1963; Caballero,
1933; Oficial 1951)Comendador de la Orden de Finlay, (Cuba, 1944) Premio de ciencias "Manuel Avila Camacho",
(México 1947) Comendador de la Orden de Quetzal,
(Guatemala, 1948) Comendador de la Orden de Salud Pública
(Francia, 1948) Medalla del "Mérito Cívico" de la Ciudad de México,
(1949) Comendador de la Orden Nacional del "Cruzeiro Do Soul"
(Brasil, 1952; Gran Oficial, 1960)Condecoración del Generalísimo Morelos,
(Morelia, Mich. México 1954) Comendador de la Orden de Boyacá,
(Colombia, 1959)Comendador de la Orden del Libertador
(Venezuela, 1959) Premio Nacional de Ciencias Naturales,
(México, 1961) Laurea ad Honorem de la Universidad de Turín,
(Italia, 1961) Medalla de Oro del American College of Physicians,
(Atlantic City, U.S.A. 1963)Presea al Mérito Cívico de la Legión de Honor Nacional
(México, 1975) Medalla de Honor "Belisario Domínguez" otorgada por el Senado de la República Mexicana
(1975)Medalla de Honor "Miguel Hidalgo", otorgada por el gobierno de la República Mexicana,


José R. Bermúdez(¿?-1915)

Murió heróicamente defendiendo a la población del ataque de bandidos que al amparo del desconcierto que tuvo lugar con motivo al movimiento revolucionario, medraron despojando de bienes, vidas y honras a personas y comunidades indefensas. Con una exigua fuerza de treinta voluntarios, enfrentó a una gavilla de cuatrocientos que se prepararon a cometer actos de despojo, a pesar de la desproporción numérica e instando a sus compañeros a salvar sus vidas ante el inminente desastre. Su mérito se amplifica si se considera que carecía de grado militar alguno y sólo actuaba en razón de su conciencia social y del nombramiento de jefe de voluntarios. Sus restos y los de Pablo Suazo, su compañero de aquella gesta, descansan en un nicho de pared de la parroquia de San Nicolás Tolentino, cuya lápida señala “muertos en jornada trágica el 3-XII-1915, que Dios premie su heróico sacrificio. Sus deudos. 

Cecilio Garcia Alcaraz 














Sin conocer a ciencia cierta el lugar y fecha de nacimiento del general Cecilio García, las investigaciones señalan que uno de los más distinguidos militares de la Revolución Mexicana nació en una comunidad llamada El Zipiate, aunque nadie ha determinado si el sitio perteneció al municipio de Zirándaro, Guerrero, o al de Huetamo, Michoacán. Y aún con la polémica, indiscutiblemente nuestro personaje era de origen michoacano, ya que en el siglo X1X ese municipio, donde naciera también Ignacio Chávez, era parte integral de nuestro estado, del que sólo se separó en 1907. El general Cecilio García debió haber nacido entre 1860 al 70, descendiente de una linajuda familia europea, la que aún conserva reminiscencias en Tierra Caliente, Zirándaro, Huetamo y Nocupétaro, incluso en este lugar aún se conserva en ruinas la casa donde vivió el militar. Dueño de una recia personalidad que lo llevó a ser uno de los más prósperos agricultores y ganaderos de Zirándaro, lugar que sólo dejó luego de casarse con la mujer de su vida, la guapa y hacendosa Rita Ortuño, con quien procreó a Gregorio y Antonio, entre otros hijos, los que después también serían actores de páginas dramáticas de la Revolución Mexicana que envolvió en llamas a la región de Tierra Caliente. Después, a finales del siglo XIX, se le ubica entre Carácuaro y Nocupétaro, donde aparece como administrador de la rica hacienda de San Antonio de las Huertas, así como una de las personas que contribuyeron a construir el puente de Carácuaro. Hombre considerado como valiente y arrojado como pocos, no duda en integrarse al llamado de las armas de la revolución maderista, por lo que deja así, primero la tranquilidad del campo zirandarense, luego su cómoda posición de activo administrador en San Antonio, y para 1912 ya se encuentra enrolado en las filas militares de su paisano José Rentaría Luviano. Una visión de lo que en ese tiempo era el general Cecilio García la redacta el también militar y cronista huetamense Jesús Millán Nava, quien lo describe como "un hombre valiente y un jefe decoroso y honrado, ex cabo primero de rurales, a quien el general Rentaría Luviano había confiado el mando de sus fuerzas... La confianza que en él había depositado provenía de la ruda sinceridad de este guerrillero, de su espíritu organizador y de su audacia y serenidad en el combate". Incluso su valor quedó comprobado varias veces, en especial cuando rescató a su hijo Gregorio del campo enemigo en la comunidad de La Pareja, aunque este había sido acribillado. De sus acciones en combate hablan los constantes ascensos que lo llevaron en 1912, de modesto cabo de rurales hasta alcanzar muy pronto el grado de general, de la misma forma que ocurrió con su compañero de armas, Joaquín Amaro, un indio fronterizo cuajado en los combates de Tierra Caliente. Empero, mientras que García moría en 1924, Amaro era ya secretario de guerra al lado del presidente Álvaro Obregón. La marca El rumbo de la guerra marcó para siempre a Cecilio García, atrás quedaron los días tranquilos de ambiente porfirista en Zirándaro y Huetamo, donde también administraba las propiedades del joven y rico agricultor y ganadero José Rentería Luviano, hijo de don Flavio Rentería, de tal forma que cuando estalla la revolución maderista y Rentería se integra a la lucha armada en Huetamo, nombra a Cecilio García como su mayordomo, y este de inmediato se da a la tarea de buscar reclutas entre la peonada, tal como lo afirma Millán Nava, y con ellos logra formar cuatro escuadrones que constituirían el primer grupo revolucionario en el Distrito. Tal acción revela frente a Rentería la capacidad y disciplina de Cecilio, por lo que determina otorgarle el grado de capitán 1º, y en un caso muy especial, ofrecer el grado de mayor a su primo Humberto Villela, de San Lucas y reservista de una vasta preparación militar y cultural. Eran los tiempos en que Joaquín Amaro llegaría desde Zacatecas, bajo las órdenes del general Gertrudis G. Sánchez, también con rango de cabo, y unirían fuerzas en Coyuca de Catalán, Guerrero, y más tarde en Huetamo, Michoacán, con el general Rentería; en tanto que más allá, en Jiquilpan, también se daba de alta el joven Lázaro Cárdenas. Los últimos momentos Más tarde, revestido de gloria y con incontables hazañas en su haber, enemistado con su antiguo jefe Rentería Luviano, el general Cecilio García se encontraba destacamentado en Morelia el aciago día 24 de enero de 1924, tiempo en que fuerzas rebeldes asediaban la Ciudad de las Canteras Rosas y Jardín de la Nueva España. De aquella epopeya de la que este 24 de enero se cumplen 81 años, rescatamos algunos renglones del paisano Millán Nava: "El combate fue feroz y encarnizado, durante el cual cayó acribillado por las balas de los rebeldes, en lo alto de las torres de la Catedral, el valiente zirandarense don Marcelo Pineda, uno de los más entusiastas defensores del gobierno, en tanto que en la antigua plaza de toros, ya desaparecida, caía también agonizante el más joven y audaz de los generales revolucionarios: el inquieto estudiante Rafael Buelna". La ciudad de Morelia, en aquella trágica fecha, era el centro de las acciones militares de la rebelión delahuertista y cuatro generales, Manuel M. Dieguez, Enrique Estrada, Rafael Buelna y José Rentería Luviano decidieron tomarla a sangre y fuego, pero en contraparte la defendían los generales Manuel N. López, Cecilio García y Félix Ireta, incluido el coronel Manuel Ávila Camacho, y el entonces gobernador Sidronio Sánchez Pineda, huetamense también, quien ese día milagrosamente logró salvar la vida junto con algunos funcionarios, tras una penosa serie de peripecias, unos vestidos de curas o otros con vestimentas femeninas. El general García, a pesar de ser un hombre incondicional de Rentería Luviano, con la llegada de Gertrudis G. Sánchez a Tierra Caliente fue desplazado a un segundo plano, y al final y tal como lo afirma Millán Nava: "Don Cecilio se fue desviando insensiblemente de su leal trayectoria y acabó por no reconocer más autoridad militar que la de Sánchez". Por eso, ese trágico 26 de enero del 24, tras lograr la victoria el grupo de Rentería Luviano se cobraría cara la factura, ya que era imposible olvidar que Cecilio García lo hubiera perseguido en 1923 por Tierra Caliente para someterlo, lo que ocasionó que lejos de olvidar rencillas, estas aumentaran, de tal forma que con su vida pagaría ese día, fecha en que se impusieron las fuerzas delahuertistas. Y según narra la crónica registrada de su muerte, sólo por el silbato que portaba el gallardo general, por su rango de mariscal de campo, se logró saber que eran sus restos mortales los que quedaban de aquella hoguera humana. Las cenizas a Zirándaro Después de su muerte, las cenizas del cuerpo fueron recogidas por la familia y las trasladaron hasta el templo de San Nicolás Tolentino, de Zirándaro, Guerrero, donde tras cruzar el caudaloso Balsas, por última vez, los restos se depositaron en el nicho izquierdo del altar mayor de esa iglesia. En tanto a la entrada del Panteón Municipal de Huetamo se localiza la tumba de Gregorio García Ortuño, quien muriera en Carácuaro, luego de que tras ser conducido rumbo a Morelia en calidad de detenido, los cordeles atados a sus muñecas le cortaron la vida. Antonio García Ortuño, destacado general e hijo de don Cecilio, quiso vengar su muerte en Huetamo

Marcelo Pineda (1897-1979) 

Abogado de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, Presidente Municipal, Diputado al Congreso Local en la XXV Legislatura del Estado Libre y Soberano de Guerrero (1921), murió en el palacio de gobierno de la ciudad de Morelia, siendo miembro del gabinete del Gobernador constitucionalista interino Sidronio Sánchez Pineda, donde se desempeñó como Oficial mayor.

Alberto C. Reyes (¿?-1933)

Abanderado de la gestión de dotación de tierras al término del movimiento armado de 1910, movilizó a los solicitantes y participó activamente en la consolidación del agrarismo, hasta que fue asesinado.

Salvador Pineda Pineda (1917-1975)

Licenciado en Derecho, orador jurista y catedrático de la Universidad Autónoma de México, editorialista del periódico Excélsior, integrante de las campañas y la administración pública federal en los mandatos de los presidentes Adolfo Ruiz Cortínez y Adolfo López Mateos; fue cuatro veces Diputado Local y Federal, Oficial Mayor del Partido Revolucionario Institucional; Subsecretario de Relaciones Culturales de la Secretaría de Educación Pública, entre 1964-68; de 1969-1971 fue embajador en Grecia. Su obra editorial incluye: “Perfiles de México”, “Semblanzas y Referencias Históricas”, “Signos de América”, “Crónicas y Ensayos” 


Bolivar Gaona (1922 - 2007) 
















Expresidente municipal de Zirándaro en el trienio 1981-1983, nació el 15 de diciembre de 1922, en Placeres del Oro, municipio de Coyuca de Catalán.
Fue compañero de estudios del ex gobernador Caritino Maldonado Pérez. Cuando fue presidente municipal, construyó el Teatro al aire libre en honor al guitarrista Beto Bermúdez, originario de esa población y uno de los mejores interpretes al requinto, del corrido. Ha escrito además canciones y corridos como Tlacotepec, Tierra Colorada, Tierra Caliente, Vicente Guerrero, Pachita Arellano, A Huetamo, Sur de mis amores, Imploración, entre otras. El corrido Zirándaro, fue escrito en el año de 1956 y desde el principio fue un éxito musical vendiéndose miles de copias de la grabación del dueto Alma Guerrerense, lo que permitió a Bolívar Gaona ser integrante de la Sociedad de Autores y Compositores de México en 1959, tres años después de la composición de Zirándaro. El corrido ha sido grabado por bandas, duetos, y conjuntos musicales, como la Banda Chilacachapa, el Dueto Río Balsas –que ha sido el que le dio una interpretación genuina con un requinto singular. La noche del 29 de abril del presente año, dejó de existir un hombre que le dio vida a su pueblo natal a través de su música e hizo de Zirándaro un lugar que se guardará en la mente de todos aquellos que escucharon la letra del maestro Bolívar Gaona que quedará como himno para sus habitantes Además de su legado musical, se le recordará por su esfuerzo y participación como presidente municipal durante la administración pública que comprende de 1981 a 1983 En cada rincón de la Tierra Caliente y la República Mexicana, con trío, mariachi o banda sonarán las líneas de sus lindas mujeres, sus noches soñadoras y guitarras trovadoras con las que Bolívar Gaona Salgado dibujó al pueblo consentido, dejando con ello una muestra de su talento artístico y calidad humana 




Bienvenidos a Zirandaro.com

EL PUEBLO CONSENTIDO DE TIERRA CALIENTE